Blogia
Sevilla somos nosotros

Kone y la vergüenza torera.

Kone y la vergüenza torera.

No deja uno de sorprenderse en esto del futbol, por muchas cosas que haya leído, visto u oído sigue dejándome patidifuso en algunas ocasiones, y es que por inverosímil que parezca la noticia parece ser cierta; Arouna Kone uno de los jugadores más caros que ha llegado a fichar el Sevilla, caro ya solo en precio sino también en relación a lo amortizado por el juego aportado, sale ahora diciendo que querría marcar “solo” diecisiete goles para jugar la Champions con el Levante y no volver al Sevilla a jugar la Europa League, y con este tipo que hacemos?

Recuerdo que cuando se ficho a este elemento se lesiono con su selección, el Sevilla no vio un duro y el por supuesto no dejo de cobrar su ficha, cuando se recupero no tuvo suerte en los pocos minutos que disputo pero aquí nadie le exigió que demostrara el por qué de su caro fichaje, se le dio la oportunidad cediéndolo al equipo que él quiso, se volvió a lesionar casi sin demostrar nada, cuando se volvió a recuperar, más de lo mismo, no aporto nada para el míster de turno confiara en él y fue cedido de nuevo. Cuando ha tenido la oportunidad de pisar el césped del Pizjuan, por cierto fallando goles cantados, no recuerdo que nadie hiciera un drama por ello. Ahora está teniendo suerte en el club para el que juega cedido por el dueño de su ficha, el Sevilla, gracias al cual puede decir a día de hoy que sigue siendo futbolista.

Hace ya unos años y esto es cierto como la vida misma, mis hijos, pequeños por aquellos entonces, encontraron un cachorrito en la calle, un chucho como se le llama comúnmente a los peros sin raza, me convencieron a pesar de mis reticencias para quedarnos con el animal, buffy la bautizaron pues era hembra, a los pocos días enfermo y el veterinario después de reconocerla me dijo que aun inyectándole la medicina correspondiente, quince mil pelas costaba, tenía muy pocas probabilidades de pasar de aquella noche, pues bien todavía sigue corriendo por mi casa porque evidentemente sobrevivió. Este perro como todos, imagino, es de lo más leal, de lo más gradecido.

Hay veces que las comparaciones pueden ser odiosas, en este caso, sin querer faltar a nadie queda claro quién sale ganador. Con esto no quiero decir que este jugador le deba al Sevilla el agradecimiento eterno, pero si le debe a tenor de lo vivido el portarse respetuosamente tanto con la entidad como con la afición, vamos lo que por esta tierra se llama tener vergüenza torera.

Ojala que llegue a los diecisiete goles, aunque lo veo bastante difícil, y que triunfe en el Levante jugando la “liga de campeones” aunque espero que recapacite y al menos antes de abrir la boca piense en las consecuencia de sus palabras.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres