Blogia
Sevilla somos nosotros

El rugido de Nervión.

El rugido de Nervión.

Todavía no ha echado a rodar la competición casera y ya tenemos nuestra primera final y todo por una incongruencia. No es de recibo que dos clubes con el nivel demostrado la campaña pasada en sus respectivas ligas se enfrente a las primeras de cambio restándole así  espectáculo a la competición, el Hanover a día de hoy, es un equipo capacitado para llegar bastante lejos en esta competición y nuestro Sevilla por lo ya demostrado anteriormente puede dar mucho juego a la misma, hay cosas que no se entenderán nunca.

Jugada ya la ida de este cruce con el resultado por todos conocido queda claro lo que hay que hacer, solo nos vale ganar teniendo en cuenta la diferencia de goles, viendo el potencial del rival en su estadio esperamos un choque bastante igualado, eso si ellos siguen al nivel mostrado que a todas luces es lo que ocurrirá, con una salvedad, habrá que ver a los alemanes fuera de su entorno, viajando por primera vez en Europa después de diecinueve años, y en competición de alto nivel.

Nosotros desde que se supo el rival a batir creímos en el pase, con mucha dificultad pero sabiéndonos superiores, la pretemporada realizada así lo demuestra, nos topamos con un gran equipo que con el apoyo de sus incondicionales se hace fuerte en su juego de presión y de contras rapidísimas para hacer daño a la adelantada defensa sevillista, aun así la ventaja solo fue d un gol, nosotros no rayamos al nivel esperado, en contra la prontitud de la eliminatoria y sin haber competido en partido oficial nos traemos un resultado acorde con el juego ofrecido.

Muchas cosas que mejorar, afinar la defensa que para el juego que propone Marcelino me parece indispensable, un centro del campo más completo, la aparición de Ratikic en la alineación seria de bastante mejoría en la profundidad del ataque, de la pegada poco que decir solo que hay que mantenerla. Pero sobretodo seguir l línea ascendente en juego creativo e intensidad me parece primordial para conseguir el éxito tan deseado para este choque.

Hay  detalle que no se nos puede pasara por alto, el apoyo incondicional de la afición, es de suma importancia que los alemanes sientan en sus carnes el miedo escénico que un estadio mítico en Europa puede dar, por el escenario de Nervión han pasado los equipos más importante de nuestro continente, ha sido testigo de grandes hazañas, participe de grandes gestas, cuando ruje tiemblan los cimientos de la ciudad y eso hay que aprovecharlo, inconscientemente y aunque quiera abstraerse del ambiente el jugador rival se va diluyendo ante la presión acuciante que la grada es capaz de ejercer, la bombonera se puede convertir en su trampa final, ¿infierno? ¿Caldera? No hay palabras para definir lo que se os viene encima.

Pero para que esto ocurra hay que llenar el Pizjuan, cosa que no dudo, aunque ya van saliendo los agoreros de siempre con sus baratija, queriendo vender lo invendible, intentando aburguesar al fiel sevillista, la verdad que no me explico como quieren matar al que les pasea año tras año por Europa, el que les llena los bolsillos con dietas, el que ha puesto a la Sevilla futbolera de moda por el mundo. Asco de prensa deportiva local.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres